sábado, 10 de diciembre de 2011

DEPRIVACION AFECTIVA

Adopción internacional y deprivación afectiva.

J. Eirís Puñal.

Pediatría integral, vol15, nº 14

La vida del ser humano discurre a través de etapas consecutivas, de límites imprecisos, que se inician en la fase fetal y culminan en la ancianidad. Cada persona es diferente a las demás como consecuencia de una interrelación específica y particular de factores intrínsecos genéticos y factores extrínsecos ambientales. Podría especularse que un ser humano con una dotación genética ideal, no expuesto a situaciones adversas prenatales ni postnatales y criado y educado en un ambiente psicoafectivo estructurado y estimulante estaría en las mejores condiciones de desarrollar todo el potencial inherente al ser humano en términos de salud física y mental. En sentido contrario la afirmación también es correcta. Así, es conocido que determinados genotipos o la exposición a factores de riesgo prenatales (infecciones, tóxicos, malnutrición), perinatales (deficiente atención al parto) o postnatales, bien físicos (malnutrición, deficientes cuidados médicos) o psicológicos (abuso, negligencia, deprivación afectiva, falta de estímulos), comprometen el desarrollo del individuo y lo desvían en mayor o menor medida del ideal de normalidad.
La contribución de cada factor de adversidad en el modelado del perfil cognitivo y conductual de una persona es muy difícil de evaluar debido a la concurrencia y al solapamiento de diversos factores, muchos de ellos desconocidos. A pesar de estas limitaciones, existen claras evidencias sobre el papel que pueden representar algunos de ellos, en concreto y como base de esta exposición, los relacionados con deprivación psicoemocional.
La adopción internacional ha tenido un auge importante en la última década en España y ha propiciado que muchos niños, especialmente aquellos procedentes de países del Este de Europa, tengan antecedentes de institucionalización temprana durante un tiempo variable, ofreciendo la posibilidad de estudiar los efectos que sobre su neurodesarrollo conlleva la crianza en estas circunstancias.