jueves, 20 de enero de 2011

GUATEMALA

Guatemala se adhirió en el año 2002 al Convenio de La Haya en materia de adopciones internacionales. Sin embargo, el septiembre de 2003, la Corte Constitucionalidad Guatemalteca, a instancia de un grupo de abogados y notarios declaró la inconstitucionalidad de la vigencia en Guatemala del Convenio de La Haya por no poder utilizarse en este país el procedimiento formal de adhesión a un Convenio Internacional, que es la única vía que el Convenio de La Haya tiene previsto para que los Estados puedan manifestar su consentimiento.

Como consecuencia de ello, a partir de entonces para tramitar adopciones internacionales se sigue utilizando en Guatemala la legislación que data de 1977, y que es considerada totalmente insuficiente para garantizar mínimo control por parte de las autoridades competentes de adopciones internacionales, lo que favorece el tráfico de menores (Guatemala ocupa el dudoso primer lugar en adopciones de menores per cápita en el mundo).

España, al igual que otros países de la U.E. objetó en Julio de 2003 la adhesión de Guatemala al Convenio de La Haya hasta tanto se produzca modificación de la Legislación en materia de adopción en dicho país y se arbitren los mecanismos administrativos para su implementación.

España tiene suspendida la tramitación de adopciones internacionales con Guatemala por acuerdo de los Directores Generales de las diferentes Comunidades Autónomas.